Ojos irritados

¿Ojos irritados? ¡Infórmate!

A todos nos ha pasado: los ojos nos incomodan, los tallamos un poco, la molestia sigue y, al mirarnos en un espejo, nos encontramos con unos ojos irritados que nos piden ayuda. ¡¿Qué pasó?!

La respuesta es muy diversa, pues los ojos se encuentran en funciones todo el tiempo, y están expuestos al entorno y a las consecuencias de cualquier actividad que practiques o fenómenos de tu entorno. Entonces, tu incomodidad puede significar que hay mucho viento o que necesitas ayuda médica. Por eso, aquí te contaremos un poco más de los ojos irritados.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de los ojos irritados?

Los ojos irritados y los ojos llorosos pueden deberse a razones tan diversas como las siguientes:

Alergias

Es posible que tu irritación provenga de una respuesta defensiva de tu cuerpo. Esto ocurre cuando tu sistema reacciona ante un alérgeno, y termina por inflamar los vasos sanguíneos de los ojos.

Síndrome visual informático

Si pasas mucho tiempo en dispositivos como computadoras, celulares o tablets, es posible que fatigues tu vista y tus ojos hagan un esfuerzo extra por seguir con su trabajo, de forma que se irritarán y podrían lagrimear.

Ambiente

En esta categoría queremos incluir aquellas <span>situaciones en las que el clima es muy seco, contiene mucho polvo, humo de tabaco o, incluso, agua (como piscinas, lluvia o nieve). Todas estas circunstancias irritan a tus ojos y, en el peor de los casos, podrían enrojecerse.

Resequedad

Si tus ojos no producen la cantidad adecuada de lágrimas, o estas no tienen la capacidad de hidratar el área, tus globos oculares se resecarán y, como respuesta, se verán irritados. En este caso, unas gotas adecuadas podrían bastar.

Lesiones e infecciones

Existen enfermedades, afecciones y lesiones que pueden manifestarse, al principio, como irritación ocular. Algunos ejemplos son resfriados, queratitis, herpes ocular, glaucoma, úlceras, endoftalmitis.

¿Qué puedes hacer para calmar tus ojos irritados?

Como puedes ver, algunas de las causas de la irritación de ojos requieren de ayuda especializada. No obstante, si reconoces que tu entorno, tus hábitos o una situación particular ha provocado que se enrojezcan y lagrimeen tus ojos, puedes apaciguar la molestia con unas gotas para los ojos.

Te invitamos a mantenerte al tanto de tus ojos y de su estado, a fin de tomar las mejores decisiones y atenderte a tiempo, en caso de ser necesario.
Regresar al blog