Síndrome del ojo seco

Síndrome del ojo seco

 

¿Los ojos se te irritan o ponen rojos con frecuencia?, ¿te pican o arden? Podrías padecer síndrome del ojo seco. Pero no te preocupes, este síndrome es más común de lo que crees y suele ser una de las principales razones para acudir con un profesional de la vista, para que te des una idea ¡Más de 50 millones de personas en el mundo lo padecen!

 

Unos ojos bien humectados son esenciales para una buena visión. La humectación se da gracias a las lágrimas, además de que éstas eliminar partículas que se hayan metido al ojo. Los ojos secos son consecuencia de una insuficiencia para mantener una capa saludable de lágrimas en la superficie ocular, en algunas ocasiones, esto ocurre cuando las lágrimas no tienen la combinación adecuada de sus tres componentes: oleoso (lípido), acuoso (agua) y mucoso (mucina). 

 

Algunos de los síntomas del síndrome del ojo seco pueden ser los siguientes:

 

  • Sensación de sequedad
  • Picazón y ardor 
  • Ojos fatigados, adoloridos o rojos
  • Dolor al usar lentes de contacto
  • Visión borrosa
  • Pesadez en los párpados
  • Sensación de arenilla dentro del ojo
  • Intolerancia a la luz (fotofobia)

Aunque suene extraño, n ojo que lagrimea mucho también es síntoma de ojo seco. Esto es porque la sequedad o irritación en la superficie del ojo ocasiona una sobreestimulación de lágrimas como mecanismo de protección.

 

La edad es otro factor que influye en este padecimiento, ya que a medida que envejeces, produces menos lágrimas. Otros factores asociados al síndrome del ojo seco son:

 

  • Enfermedades o trastornos del sistema autoinmune o relacionados con la tiroides
  • Ambientes con humo, viento y clima seco
  • Espacios con aire acondicionado, ventiladores o calefacción
  • Uso de la computadora o dispositivos electrónicos
  • Algunos medicamentos, como los antihistamínicos
  • Uso de lentes de contacto más allá de su vida útil
  • Cirugías de ojos

 

 

 

Algunas medidas para prevenir el síndrome del ojo seco son:

 

  • Alimentación: seguir una dieta rica en omega 3 y baja en omega 6.
  • Lágrimas artificiales: hidratar con lagrimas artificiales sin conservadores
  • Higiene: mantener limpios los lentes de contacto, lavar brochas del make up cada que son utilizadas y evitar frotar los ojos con las manos sucias.
  • Parpadear: El uso constante de dispositivos electrónicos, disminuye hasta un 30% el parpadeo, lo que provoca la evaporación de lágrimas y que se reseque el ojo.

 

 

 

 

Si crees que padeces síndrome del ojo seco, acércate con un profesional de la visión para que realice las pruebas necesarias. Él podrá determinar el tratamiento que necesitas para mejorar la calidad de tu vista.

Artículo anterior ¿Anteojos o lentes de contacto? ¡Mejor los dos!
Siguiente articulo Todo lo que debes saber acerca de lentes de contacto

Grabar otro video

Borrar video