4 poderosas razones para obsequiar lentes en San Valentín.

4 poderosas razones para obsequiar lentes en San Valentín.

Encontrar el regalo perfecto no es una tarea fácil y siendo sinceros; caer en los típicos chocolates, peluches o flores, es lo peor que puedes hacer, pues darás la impresión de haber comprado el regalo de último minuto y no darle la importancia y dedicación que merece un regalo para alguien especial.

En esta nota te daré 4 buenas razones del porqué unos lentes (oftálmicos o solares) son el regalo más original y especial que puedes hacer este 14 de febrero. Descubrirás que unos lentes dicen mucho más de lo tú crees y que tu pareja apreciará increíblemente el detalle.

 

  1. Cuidan la salud

Obsequiar unos lentes oftálmicos es una muestra de que te preocupa su bienestar y sabes que sus lentes son un artículo imprescindible para él/ella. Más allá de tendencias y modas, son un regalo para cuidar su salud.

Al darle unos lentes nuevos animas a esa persona para realizarse un examen visual, lo que servirá para corregir posibles problemas de fatiga visual, miopía o vista cansada.

  1. No es costoso

Aparentemente unos lentes serían un gasto fuerte pero; si analizamos la cantidad de horas que se usan y los años que suelen durar un par de anteojos, te darás cuenta que gastas mucho más en ropa u otros accesorios.

Si quieres dar un regalo original, útil y duradero; créeme, unos lentes son tu mejor opción.

 

  1. Complementa su estilo

Demuestra que conoces bien a tu pareja y sabes lo que gusta; obsequiale un par de lentes que se ajusten a su ritmo de vida y complementen su personalidad. Sin importar cuál sea su profesión o qué actividades realiza, estoy seguro que existen unos lentes adecuados para ella/él.

Existen consejos básicos para elegir los lentes correctos según el tipo de rostro, busca el modelo que vaya perfecto con su estilo y lúcete este San Valentín.

  1. Rapidez y comodidad

Obsequiar un par de lentes no es común pero tiene sus ventajas, por ejemplo: en las ópticas no sufrirás las extensas filas de las tiendas de ropa y al ser fáciles de transportar, te ahorrarás la incomodidad de cargar un arreglo de flores o un peluche gigante, con riesgo a dañarse.

 

¡Y lo más importante! Será un regalo con el que te recordarán todos los días.

 

Ubica ya tu Óptica Lux más cercana y dale la mejor sorpresa este San Valentín.

Regresar al blog