ANTEOJOS DE SOL

Las claves para elegir 

los correctos.

Los anteojos, bendito accesorio. No sólo por su funcionalidad al proteger nuestros ojos del sol, sino porque pueden potenciar nuestro rostro de una manera fantástica. A su vez, fieles compañeros cuando andamos con ojos cansados y queremos vernos bien sin mucho esfuerzo.

HAY UNO (O VARIOS)

Para cada tipo de rostro 


Ya que existen distintas formas de rostro, ciertas formas de anteojos también te favorecen por sobre otras, lo habrás notado a la hora de probarte un par, que por muy bien que se veía en la vitrina a ti no te sienta para nada. 


No te desalientes, que cada rostro tiene su par de anteojos ideal. El adecuado para ti es el que tiene tu contrafigura de rostro. Eso quiere decir por ejemplo que si tenemos el rostro redondo, es preferible buscar anteojos cuadrados, de cortes rectos y angulares. 

ROSTROS

Redondos


Este rostro se caracteriza por tener frente redondeada y la unión entre la pera y mandíbula es curva. Casi mismo largo que ancho. No tiene ángulos marcados. 

Anteojo ideal: Para este rostro busca anteojos con marco cuadrado, relativamente finito pero de patillas anchas. Ojalá que no sobrepasen la línea del pómulo así no acortamos el rostro.

RECOMENDACIONES ANTEOJOS

 Rostros redondos

Grabar otro video

Borrar video