¿Cómo se relacionan tus ojos con el COVID-19?

¿Cómo se relacionan tus ojos con el COVID-19?

Pocas cosas han cambiado tanto nuestra forma de relacionarnos, de trabajar y de hacer nuestras rutinas como el coronavirus. Y es que el COVID-19 es una enfermedad respiratoria que parece haber llegado para quedarse y está en las conversaciones de todos.

Ya sabes cuáles son los síntomas: fiebre, tos, falta de olfato y dificultad respiratoria y que las personas que tienen cuadros severos pueden desarrollar neumonía y hasta fallecer por complicaciones de esta enfermedad.

 

Pero, ¿qué tienen que ver tus ojos con esta enfermedad?

 

Limitar la exposición de los ojos puede ayudar. Aquí las razones

 

Cuando una persona enferma tose o habla, las partículas de virus pueden difundirse de su boca o nariz a la cara de la otra persona. Hay más probabilidad de inhalar las partículas por la boca o por la nariz pero también pueden entrar por los ojos.

 

También es posible infectarte después de tocar algo infectado con el virus  —como una mesa o la manija de una puerta— y luego tocar tus ojos.

 

Se ha visto que algunos pacientes pueden presentar como síntoma inicial ojo rojo o conjuntivitis, la cual se desarrolla en cerca del 1% al 3% de las personas con coronavirus. El virus se puede difundir al tocar fluidos de los ojos de una persona infectada o de un objeto que lleve el virus.

 

Para la salud y la seguridad de todo el mundo, los oftalmólogos y los demás médicos han recibido el llamado tomar precauciones extraordinarias durante la pandemia del coronavirus, por eso si vas a hacerte un examen de la vista en estas fechas debes tener en cuenta que quien lo realice cumpla con los más altos estándares de higiene

 

  • La limitación del contacto entre médicos y pacientes es clave para ayudar a reducir la difusión del coronavirus
  • Todo el país debe conservar elementos médicos vitales disponibles (como cubrebocas, guantes y caretas) para poderlas usar en hospitales, donde son más necesarias en este momento.

 

 

Además, la comunidad médica ha hecho las siguientes recomendaciones:

 

  1. Si usas lentes de contacto, debes tomar medidas de precaución extremas. Lávate bien las manos antes y después de ponerte o quitarte tu lente. Si eres un usuario nuevo que no está acostumbrado y te tocas los ojos más de lo debido, es recomendable usar un armazón durante estos tiempos.

 

  1. Los lentes de armazón pueden agregar una capa extra de protección: Los lentes con corrección o los anteojos de sol pueden proteger tus ojos de pequeñas gotículas respiratorias infectadas. Sin embargo, no ofrecen una seguridad del 100%. El virus puede seguir llegando a sus ojos desde los extremos y la parte superior e inferior del ojo, así que debes tener cuidado

 

  1. Evita frotar tus ojos: aunque puede ser difícil abandonar este hábito natural, hacer el esfuerzo reducirá tu riesgo de infección. Si sientes la necesidad de rascar o frotar tus ojos o de ajustar los lentes, usa un pañuelo desechable en lugar de tus dedos. Los ojos secos pueden llevar a un mayor número de frote en los ojos, por lo que debes considerar agregar gotas humectantes para los ojos en su rutina diaria.

 


En esta pandemia, quédate en casa para evitar contagios. Si estás enfermo y presentas síntomas como fiebre, tos, dolor de cabeza, malestar general o dificultad respiratoria, llama a los teléfonos proporcionados por las autoridades correspondientes para que puedan asesorarte. Si necesitas unos lentes, ya sea de armazón o de contacto y no quieres salir de casa, puedes comprar en nuestra tienda en línea.

Artículo anterior ¿Cómo proteger tus ojos del COVID-19?
Siguiente articulo Síntomas que indican la necesidad de utilizar lentes

Grabar otro video

Borrar video