¿Cómo hacer que tus hijos quieran usar lentes?

30 abril, 2019
¿Cómo hacer que tus hijos quieran usar lentes?

Hasta los cinco o seis años, nuestros ojos aún se encuentran en pleno desarrollo y no es fácil determinar si tenemos algún problema visual, pero hay ciertos casos en los que sí se puede detectar.

Para algunos niños, usar lentes es una increíble novedad que los hace sentirse especiales, lamentablemente no siempre es así. La mayoría de los niños al principio se sienten incómodos, piensan que se ven raros e incluso reciben burlas de sus compañeros.

¿Cómo puedes ayudarles para que acepten este cambio? ¿Qué ocurre con esos niños que necesitan lentes y se niegan a usarlos? Tal vez no estés consciente, pero existen muchos personajes en programas infantiles y superhéroes que usan lentes y estos son una parte integral de sus personalidades.

A lo largo de la historia, algunos escritores de comics le han puesto lentes a las identidades secretas de muchos superhéroes. En un principio, esto era solo para que nadie supiera sus personalidades reales pero con el tiempo, empezaron a darle igual importancia al superhéroe y a la “persona normal”. A partir de esto, los lentes se convirtieron en un símbolo de inteligencia y potencial

Cada niño, como cada superhéroe, tiene cualidades diferentes y un estilo diferente, y en muchos casos, los niños ven a los lentes como un aparato que los hace menos que sus compañeros.

Si conocemos a profundidad los gustos y preferencias de nuestros hijos, podemos asignar una identidad a sus lentes y por ejemplo, decirles que cuando se los ponen, tienen mejor vista que los demás, haciéndolos sentir superhéroes.

Otro consejo para motivar a los niños a usar sus nuevos lentes es que ellos mismos los escojan. Tener la libertad para elegir la forma y el color hará que valoren más su nuevo par y se sientan cómodos y orgullosos al portarlos. Para complementar y hacer la experiencia más divertida, existen estuches con diseños coloridos y bandas sostenedoras que también pueden escoger los pequeños. Cada detalle hará más fácil la transición y la apropiación de sus lentes nuevos.

Una clave importante es la comunicación entre padres e hijos. Hablar las cosas claras y explicar las razones por las que usar los lentes ayudará a mejorar su vista. Por ejemplo, hacerle ver que si los usa podrá leer mejor o ver televisión sin batallar. Una recomendación es sentarse con los hijos mientras se disfruta de alguna actividad, como ver una película, y hacer una comparación con lentes y sin lentes y notar la diferencia. Estos consejos harán más fácil la transición y la adaptación será más rápida.

Comenzar a usar lentes no debería ser un martirio para tus hijos; platica con ellos y dales una motivación correcta. ¡Ve con tu pequeño a Ópticas Lux a escoger los lentes más divertidos para tu superhéroe favorito!

 

0 Shares