Cirugía Refractiva

16 julio, 2018
Cirugía Refractiva

La cirugía refractiva es el conjunto de procedimientos quirúrgicos oculares que tienen como finalidad reducir la dependencia de las gafas y minimizar cualquier defecto refractivo ocular existente en el ojo como lo son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Estos procedimientos consisten básicamente en aquellos que modifican la curvatura de la córnea y los que se llevan a cabo mediante el implante de lentes intraoculares ya sea extrayendo o no el cristalino.

Tipos de cirugía refractiva:

Podemos diferenciar entre 3 grandes grupos de técnicas de cirugía refractiva:

Cirugía Refractiva Láser: Modificando la forma de la córnea mediante un láser (láser excimer). Esta técnica es la que realizamos con mayor frecuencia debido a su rapidez y sencillez.

Cirugía Refractiva lentes intraoculares: Implantando una lente en el interior del ojo. Estas lentes nos permiten obtener un los resultados realmente buenos en pacientes en los que está contraindicado el láser excimer o en aquellos que tienen graduaciones altas o muy altas. Dentro de este tipo de técnicas podemos diferenciar entre la que sustituye el cristalino y las que no lo hacen.

Ventajas de Cirugía Refractiva

  • No requiere hospitalización.
  • No es necesaria anestesia general.
  • Rapidez en la intervención como en la evolución de la recuperación visual postoperatoria.
  • Es completamente indolora.
  • No es necesario tapar los ojos.
  • Existe la posibilidad de operar ambos ojos en la misma sesión.
  • La cirugía refractiva, como cualquier otra intervención quirúrgica, debe aplicarse cuando esté perfectamente indicada.

El curso postoperatorio de la intervención de LASIK es rápido. Usted recuperará la visión rápidamente, si no existe ningún contratiempo ni otra patología asociada. No obstante, con frecuencia su visión tardará algunos días en ser tan buena como la que usted tenía con sus gafas o lentes de contacto antes de la intervención.

Durante algunas semanas puede observar algunas alteraciones visuales que debe entender como normales:

  • Disminución de su capacidad visual en condiciones de baja iluminación.
  • Halos o destellos al mirar directamente algún foco luminoso.
  • Ligeros cambios en su capacidad visual durante el período de cicatrización (5 semanas).

En un plazo máximo de dos meses (tiempo en el que se estabiliza totalmente el proceso cicatricial) realizaremos una refracción y valoraremos, si existe, cómo corregir su defecto refractivo residual. En caso de ser necesarias las gafas o lentes de contacto serán de poca graduación y probablemente solo las necesitará ocasionalmente o para realizar actividades concretas. Si el defecto refractivo residual fuese importante para usted, su oftalmólogo le informará de las posibilidades quirúrgicas para corregirlo.

También te puede interesar

Astigmatismo El astigmatismo es un defecto de refracción produc...
Hipermetropía La hipermetropía, también conocida como hiperopía ...
Lentes antireflejantes Las lentes antirreflejantes están tratadas con una...
Lentes Convergentes Las lentes convergentes o también conocidas como “...
0 Shares