prueba 2— Ópticas LUX, confianza a la vista

Síntomas oculares

Es bastante común que las personas padezcan distintos problemas relacionados con la salud visual. Algunos de ellos son tratables, sin embargo, otros podrían generar un daño permanente si no se atienden de manera oportuna, por lo que debes de estar alerta ante cualquier síntoma que pudieras presentar. Algunas de estas condiciones que afectan la visión pueden desaparecer con el tiempo, pero es importante que siempre visites a un especialista. Checarse los ojos de manera regular, al menos una vez al año, puede ser benéfico para tu salud en general.

A continuación encontrarás una lista de condiciones que debes atender cuanto antes para evitar que evolucionen en algo más grave.

Ojos rojos

La superficie blanca del ojo puede aparecer roja debido a que los vasos sanguíneos se expanden cuando están irritados o infectados. Esto puede deberse a fatiga visual, falta de sueño, presencia de bacterias, o alergias. Los ojos rojos pueden ser un indicador de que alguna afección ocular se está desarrollando. Es recomendable visitar a un especialista en caso de que los síntomas sean persistentes.

Derrame subconjuntival

Es cuando se presenta una coloración roja bien definida en la parte blanca del ojo, a diferencia del ojo rojo, aquí es más claro que hay un derrame que se genera cuando los vasos sanguíneos que irrigan a la conjuntiva se rompen. Existen muchas razones por las cuales una persona puede tener un derrame conjuntival, desde algo menor hasta una condición que necesita atención inmediata.

Ojos secos

Esto puede darse por una falta de producción de lágrimas, o por una mayor evaporación de éstas. Las lágrimas son las encargadas de mantener la humedad de los ojos, con lo que pueden estar saludables y libres de infecciones. Una opción para aliviar temporalmente estos síntomas es el uso de gotas lubricantes, aunque si los síntomas persisten es recomendable que acudas con un optometrista para obtener ayuda.

Astenopia

Cuando te concentras en una actividad durante mucho tiempo, tus ojos pueden cansarse. Este tipo de fatiga se conoce como astenopia y también está asociada a falta de sueño, errores refractivos (como la miopía o astigmatismo) no corregidos, exposición prolongada a la luz, condiciones ambientales adversas y hasta la ingesta de algunos medicamentos.

El ardor, picazón o pesadez en los ojos, son otros síntomas de fatiga visual. Los hábitos diarios como el uso de dispositivos electrónicos y digitales pueden ser algunas de las principales causas de fatiga ocular.

Cuando miras la pantalla de una computadora o un teléfono móvil, es común parpadear con menor frecuencia de lo normal. Leer, escribir y conducir también son actividades que pueden causar fatiga ocular. En ocasiones la astenopia puede acompañarse de síntomas como dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, dolor de ojos, problemas de enfoque, sensibilidad a la luz, dolor de cuello, hombros y espalda.

Bienvenidos

Por favor, ingresa tu Empresa y Número de Empleado para acceder